14 noviembre 2006

14 de noviembre de 1980.

Vicente Zorita Alonso, empleado de Altos Hornos, militante de Alianza Popular.

Asesinado por ETA en Santurce (Vizcaya).

Rosario, su viuda, ofrece su testimonio en este vídeo, recogido en Testimonios de Víctimas. También es una de las historias de Trece entre Mil y Olvidados.

En Olvidados puede leerse:

Le dieron siete tiros, apareció de rodillas, le habían puesto un gorro de lana tapándole la cara y le taparon la boca con la bandera española.
[..]
Muy poco antes de que asesinaran a mi marido estuvimos en Madrid. Recuerdo que estando en casa de mi cuñado, hablando de lo que estaba pasando en el País Vasco, mi cuñado le dijo: "Vicentico, tú corres peligro tal y como hablas, tú estás corriendo peligro". Yo miré a mi cuñado y asentí: "Sí, de la forma que habla...".
Y era cierto, Vicente hablaba como sentía, como él lo estaba sintiendo todo y lo decía libremente, lo decía en la calle. Lo malo es que lo decía en la calle. Con los amigos, con los amigos hablaba y ese fue su error, decir lo que sentía en alto. Poquito, muy poquito después de aquel viaje a Madrid, en el que le recriminamos por hablar tan claro de estas cosas, fue cuando lo mataron. Fueron a por él y lo mataron.
[...]
Fue un viernes 14 de noviembre. Le quería sorprender con unas de esas cenas que tanto le gustaban, cabeza de cordero. Le encantaban asadas.
El había estado con los amigos en Capitán Mendizábal, tomando unos vinos, como todas las tardes después del trabajo. A las nueve y pico ya venía para casa, lo sé porque lo vio mi hija. Cuando ésta llegó me dijo: "Y papá?, lo he visto abriendo el portal de casa". Ahí fue donde lo cogieron, justo cuando iba a abrir la puerta del portal.
[...]
El 14 de noviembre lo mataron y a últimos de mes nos tuvimos que marchar. Allí no había quien parara. Empezamos a recibir amenazas por teléfono. A mi hijo la Guardia Civil lo tuvo que sacar de su casa con su mujer y su hijo de un año. Fueron las autoridades las que nos dijeron: "Os tenéis que marchar". Incluso alguna vez que volvimos recibíamos llamadas a las tres o cuatro de la mañana: "Ya sabemos que estás aquí, que has vuelto".

______

A Rosario, sus hijos y nietos, un abrazo.

3 comentarios:

montse dijo...

Vicente Zorita:
Te mataron por hablar, por hablar te taparon la boca.

Gracias, Rosario, por contarnos por qué matan.
Un abrazo para ti y para vuestros hijos.

Anónimo dijo...

A mi tio tambien lo mataron el 14 de noviembre del 80 el batallon vasco español a Jokin Altimasbere en Urnieta cuando vovia a casa con un amigo.

Anónimo dijo...

me he confundido queria decir que a mi no me han an matado nadie estaba leyendo otra cosa y...
esque me lio