19 noviembre 2006

19 de noviembre de 1991.

Pedro Carbonero Fernández, sargento de la Guardia Civil.

Asesinado por ETA en Galdakao (Vizcaya).
Poco antes de las nueve de la noche, Pedro daba su habitual paseo diario antes de retirarse a su domicilio en la casa cuartel. Dos terroristas de ETA en un taxi robado lo siguieron. Uno de ellos bajó del taxi, se situó a su espalda y le disparó un tiro en la nuca. Pedro cayó, herido de muerte, y fue rematado con dos disparos más.

Nacido en Peraleda de San Román (Cáceres), de 54 años, Pedro estaba viudo y tenía cuatro hijos, tres chicos y una chica, entre 22 y 27 años.
Un primo suyo escribía esto el pasado mayo en su blog:

"Recuerdo como si fuera anteayer, que su cadáver, envuelto en la enseña nacional y en medio del profundo dolor de la familia, fue enterrado en el pequeño cementerio de mi pueblo, a la entrada según se llega de Bohonal de Ibor, con media docena de autobuses de la Guardia Civil trayendo a compañeros suyos y a jóvenes guardias de la Academia de Valdemoro y su banda de música, que le darían la última y honrosa despedida. Y las víctimas y sus familias tienen derecho a que ésto se sepa bien, que han estado demasiado tiempo callados, por obediencia debida, en unos casos --las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado--, y por no tener quien les escribiera, el resto. Que no se debe perder nunca su memoria."
______

A la familia de Pedro, un abrazo.

1 comentario:

montse dijo...

Pedro Carbonero.

Que no se debe perder nunca su memoria.