07 noviembre 2006

7 de noviembre de 1988.

Andrés Marcet Balsells

Asesinado por ETA en Barcelona.
______

7 de noviembre de 1991

Fabio Moreno Asla

Muere Fabio, con poco más de dos años, en Erandio (Vizcaya) por la explosión de una bomba bajo el asiento del copiloto del coche de su padre. Antonio, de Granada, era agente de la Guardia Civil destinado en la Intervención Central de Armas de Bilbao. También hacía horas extraordinarias en el grupo de antidisturbios, a 80 pesetas los sesenta minutos.

En el atentado que acabó con la vida de Fabio, su hermano gemelo Alex y su padre, Antonio, resultaron heridos de gravedad. Alex sufrió una contusión en un pie y perforación en un tímpano; el padre, lesiones por las que estuvo incapacitado 852 días. Después fue declarado inválido para su profesión.

Antonio es uno de los testimonios recogidos en Olvidados y Trece entre mil, documentales de Iñaki Arteta. En ellos relata cómo, tras la explosión, tuvo que recoger los pedazos de su hijo Fabio. Y cuenta en primera persona cómo se sobrevive a la ausencia de un hijo.

A finales de 2004, el asesino de Fabio -Juan Carlos Iglesias Chouzas, alias "Gadafi"-, detenido y condenado en Francia desde 2000, solicitó ser trasladado a España. El 15 de septiembre de 2005, pocos días después de que el traslado fuera efectivo, el padre de Fabio, Antonio, fue entrevistado por ABC. Aquí, algunas de sus respuestas:

P.¿Qué pensó al saber que «Gadafi» venía a cumplir su condena a España «para estar más cerca de su familia, su novia y su hijo»?

R. Sentí vergüenza de tener los gobernantes que tenemos. Anoche no pegué un puñetero ojo. Estaba viendo por televisión la llegada a España de esta alimaña y se me quitaron hasta las ganas de vivir. Ha llegado para reírse de nosotros y lo hace con el asentimiento del Gobierno. Y si yo ahora voy y mato a su hijo, ¿estamos en paz? Si yo fuera una alimaña como él podría matar a su hijo tranquilamente. ¿Y me van a dar los mismo privilegios que a él?, pregunto. Lo único cierto es que él va a tener a su hijo y yo no. Además, sé lo que va a pasar: pondrán a «Gadafi» como buque insignia de la negociación, negociaremos todos, todos a las cárceles del País Vasco, y, en cuatro días, a la calle, eso sí, con una sonrisa. Y si las víctimas no nos reímos también nos dirán que somos unos desgraciados, unos rencorosos que no queremos la paz. ¿Es que somos tontos? Siempre las víctimas tienen que hacer los esfuerzos, y los gobiernos como éste que tenemos y los terroristas, ¡al cachondeo! ¿Para que no haya más víctimas? Eso sólo se arregla con buena presión policial, como les estaban haciendo.

P. ¿Cree que el traslado del etarra desde Francia tiene que ver con posibles beneficios penitenciarios?

R. Es lo más lógico, y eso es además lo que pensamos todos. Van a venir todos porque va a haber una negociación y todos a la calle en cuatro días. Y si no, les darán algún régimen especial y a vivir. Otra vez se van a reír de nosotros. Nadie nos apoya. El anterior Gobierno empezó a apoyarnos y comenzábamos a sentirnos respetados; pero ha vuelto esta gente y sientes de nuevo la bofetada con la negociación y el acercamiento de presos a sus familias. Y si no, a las familias de los presos les pagan viajes para que vayan a verlos, mientras yo llevo esperando 14 años a que el Gobierno vasco me pague un billete para ir a ver la tumba de mi hijo.

P. ¿Cómo se vive viendo crecer al gemelo de su pequeño asesinado?

R. Veo a Alex, un tiarrón de 1,80 metros con 16 años, un deportista fenómeno, un chaval estupendo... y siempre pienso en el hermano... Le veo y la congoja se engancha a la garganta y ya no te la quita nadie. Imaginas... Y eso te destroza.

También podemos escuchar a Antonio en Testimonios de víctimas.
______

7 de noviembre de 2001

José María Lidón Corbi, juez.

Asesinado por ETA en Getxo, en presencia de su mujer y uno de sus hijos. José María, a primera hora de la mañana, como todos los días, salía del garaje de su casa en compañía de su mujer. Dos encapuchados le dispararon a quemarropa.

Magistrado de la Audiencia Provincial de Vizcaya y profesor de Derecho Penal en la Universidad de Deusto desde hacía casi 30 años, José María era muy querido en el ámbito universitario.

50 años, casado, dos hijos.
______

Antonio, Alex y el resto de la familia de Fabio.
La mujer e hijos de José María.
La familia de Andrés.

A todos ellos, un abrazo.

1 comentario:

montse dijo...

Andrés Marcet:
Qué poco sabemos de ti. Ojalá pueda ver tu familia que tienes un sitio aquí, si eso le sirve de algún consuelo.

Fabio Moreno:
Fabio, de ti me acuerdo: de tu nombre, de que eras un niño, de la pena que me dio tu padre...

Un abrazo, Antonio.
Alex: Otro abrazo para ti, deportista.
Y para tu madre, la madre de Fabio y Alex.

Gracias, Iñaki Arteta, por tu trabajo.
Gracias, Antonio, por tener fuerza para denunciar.

Jose María Lidón:
Qué cercana está tu muerte. Cuánto consuelo necesitarán tu mujer y tus hijos.
Un fuerte abrazo.

Otro también para los amigos y compañeros de profesión de Jose María en el País Vasco.