19 febrero 2007

19 de febrero de 1985.

Ricardo Tejero Magro

Asesinado por ETA en Madrid.
Ricardo era director general del Banco Central. En torno a las nueve de la mañana, dos terroristas se hicieron pasar por policías de la Dirección General de Seguridad para entrar en el garaje de su casa, en la calle Ortega y Gasset. Allí redujeron al guarda del aparcamiento y al chófer de Ricardo. Otros dos terroristas aguardaban en el exterior y el quinto al volante de un coche, preparado para huir. Todo indica que pretendían secuestrar a Ricardo. Algo se complicó y lo mataron.

Ricardo, casado y con hijos, tenía 58 años.
______

19 de febrero de 1987

María Luisa Sánchez Ortega

Asesinada por ETA en Bilbao.
María Luisa volvía a casa a eso de las diez y media de la noche después de su jornada habitual de trabajo. Una explosión en un concesionario Renault de la calle Muelle de Marza acabó con su vida.

María Luisa tenía 60 años, un marido enfermo y dos hijos parados. Su trabajo limpiando oficinas era la única fuente de ingresos de la familia.
______

19 de febrero de 1992

Emilio Gómez Gómez
Julia Ríos Rioz
Antonio Ricondo Somoza

Asesinados por ETA en Santander.
Emilio, Julia y Antonio fueron víctimas de la explosión de un coche bomba en el barrio de la Albericia al paso de una patrulla de la Policía Nacional. Los dos agentes que viajaban en el furgón resultaron gravemente heridos: Benito Sáinz Carral, de 50 años y Francisco Vega Cumplido, de 40. Otras quince personas sufrieron lesiones.

Julia y Emilio, casados, eran vecinos del barrio que pasaban en ese momento por allí. Julia, panadera; Emilio, celador del hospital Marqués de Valdecilla, situado cerca. Antonio estudiaba Químicas. 41, 43 y 28 años, respectivamente.
______

En algunas fuentes Emilio aparece como Eutimio y Antonio como químico.
Ricardo, María Luisa, Emilio, Julia, Antonio.
Un abrazo a sus familias.
Otro a Benito, Francisco y demás heridos de Santander.

1 comentario:

montse dijo...

Malditos secuestros. Ricardo Tejero, descansa en paz.

Malditas explosiones que matan a la gente que por casualidad pasaba por allí. Maria Luisa Sánchez, descansa en paz.

Malditos coches bomba, la señal de los seres sin conciencia.
Emilio Gómez, Julia Ríos, Antonio Ricondo: os recordaremos con pena.

Un recuerdo para Benito, Francisco, y todos los heridos por el atentado de Santander.