05 marzo 2007

5 de marzo de 1978.

Miguel Ángel Raya Aguilar
Joaquín Ramos Gómez
Vicente del Val del Río

Asesinados por ETA en Vitoria.
Miguel Ángel, Joaquín y Vicente eran policías. De 28, 26 y 21 años, respectivamente.

Un compañero suyo, Cecilio Orcajo, cuenta su historia en Olvidados, el libro de Iñaki Arteta y Alfonso Galletero:

"He sobrevivido a cuatro atentados. El último dirigido directamente a mí. He pasado lo que no está en los escritos, por eso me hace gracia la noticia de que el Ministerio de Defensa va a pedir una medalla para los soldados que han estado en Afganistán y digo yo: "¿Y los policías que nos hemos comido la vida en el País Vasco? Desamparados, desangelados, sin apoyos, teniendo que enterrar a los compañeros de noche... Hemos vivido un infierno."

He nacido en un pueblo de Burgos, una aldea en realidad, ahora mismo no tendrá más de dieciocho vecinos. No entro en la Policía por no tener un trabajo o por querer una seguridad, no. Eso ya lo tenía y ganando más. Entro porque lo vivo, por ilusión, porque siempre he sido un hombre que me ha gustado el orden, la ley, luchar por el bien ciudadano y porque se cumpla la justicia.
...
Por aquel entonces teníamos patrullas que iban a pie y patrullas que iban en coche como apoyo, sobre todo, a las patrullas que iban a cuerpo. Aquel día me tocaba la patrulla norte y a un compañero la patrulla sur. Fuimos a comer y nos quedamos esperando que vinieran a por nosotros. Yo aproveché para echar una partidita de mus mientras tomaba el café y mi compañero se quedó en la puerta del cuartel de Correría. Baja un cabo al que le toca la patrulla norte y en vez de llevarme a mí con él, le dice al compañero: "Vente tú conmigo y Orcajo que vaya con Gálvez". Así lo hacemos, yo me voy con Gálvez a hacer la patrulla sur. Pasaron unas horas y de pronto nos llaman de la emisora. Habían muerto tres compañeros, tres compañeros ametrallados.
...
Aquello estuvo a punto de hundirme, fue un mazazo tremendo.
...
Lo peor era que además esos mazazos que sufríamos en el trabajo no eran los únicos. En mi caso concreto se me complicó también en mi vida privada, porque si sufres una enormidad con el horror que era, en esos días, ser policía en el País Vasco, la angustia se incrementa cuando la amenaza recae sobre tus hijos. Y esa desgracia también la tuve que vivir.

Yo veía que mi hijo llegaba últimamente muy serio y triste. Al final le pregunté: "Hijo, qué te pasa?" Se echó a llorar y me contó que desde hacía un tiempo unos compañeros de clase que conocían su condición de hijo de un policía le hacían la vida imposible, le quitaban la cartera, le tiraban los libros, el material escolar, le hacían menosprecios en el patio.
...
He sido potencial víctima de cuatro atentados y habrá quien diga: "Has tenido suerte Orcajo, y sin una herida". Pero eso no es cierto. A mí me han herido por dentro y mucho."

______

5 de marzo de 1979

Agustín Muñoz Vázquez

General de Brigada del Ejército, asesinado por ETA en Madrid.
Fue aproximadamente a las tres de la tarde, en la calle García Morato. Agustín iba a bajar de su coche, ante el portal de la casa de una de sus hijas, cuando un terrorista, muy cerca, le disparó cinco tiros. Agustín murió de inmediato.
______

5 de marzo de 1981

José Luis Raymundo Moya

Comisario de policía, asesinado por ETA en Bilbao.
A eso de las tres y cuarto de la tarde, José Luis se dirigía a pie a su casa, en la calle Blas de Otero. Un terrorista le disparó a bocajarro un tiro en la nuca. Atendido de urgencia por miembros del ambulatorio de la Seguridad Social de Deusto, fue trasladado a urgencias del Hospital Civil de Bilbao. Allí murió una hora después, en el quirófano.
______

Algunas fuentes señalan que Vicente murió el 24 de marzo.
Un abrazo a su familia y a las de Miguel Ángel, Joaquín, Agustín y José Luis.

2 comentarios:

montse dijo...

Miguel Ángel Raya, Joaquín Ramos, Vicente del Val, Agustín muñoz, Jose Luis Raymundo:

Los españoles os queremos.

Muchas gracias, Cecilio Orcajo, por hablar.

Anónimo dijo...

Cinco segundos de búsqueda en Google revelan que el general Muñoz Vázquez fue asesinado por los GRAPO, pero da igual. Es una de las 4 víctimas de los GRAPO que una y otra vez son contabilizadas como víctimas de ETA.