07 marzo 2007

7 de marzo de 1985.

Carlos Díaz Arcocha

Asesinado por ETA en Vitoria.
Carlos era el máximo responsable de la Ertzaintza y oficial del Ejército de Tierra. Una bomba colocada bajo su coche hizo explosión pasadas las nueve y media de la mañana. Carlos acababa de desayunar, como solía, en la cafetería de la gasolinera de Elorroiaga, cerca de Vitoria. Fue trasladado, aún consciente, al hospital provincial de Santiago. Allí murió, poco más de media hora después, sin que los médicos que lo atendieron pudieran evitarlo.

Carlos era de Bilbao, tenía 52 años y cinco hijos.
______

7 de marzo de 2003

Domingo Durán Díez

Domingo sufrió un atentado el 13 de enero de 1995 en Bilbao a los 40 años. Su compañero Rafael Leiva, junto al que custodiaba unas oficinas del DNI y Pasaportes, murió entonces. A Domingo una bala le afectó la médula y quedó tetrapléjico. Así pasó los ocho últimos años de su vida.

Era de Villar de Río (Badajoz), estaba casado y tenía un hijo.
______

7 de marzo de 2008

Isaías Carrasco Miguel

Asesinado por ETA en Mondragón (Guipúzcoa).
Isaías trabajaba como cobrador de autopista en el peaje de Bergara. Aquel día, a eso de la una y veinte de la tarde, acababa de subir al coche para ir a trabajar cuando un individuo le disparó cinco tiros a bocajarro. Al oir los disparos, delante del portal de su casa, su mujer María Ángeles y la mayor de sus tres hijas, Sandra, acudieron donde yacía Isaías. Fue trasladado al Hospital del Alto Deba, en Mondragón, y murió una hora después de ingresar.

Dos días después se celebraban elecciones generales.

Militante socialista y afiliado a UGT, Isaías había sido concejal de Mondragón entre junio de 2003 y mayo de 2007. La no ilegalización de ANV en 2007 le dejó fuera del Ayuntamiento.

Su amigo de toda la vida, Tomás Segovia, dijo de él que era "una persona alegre, muy normal, a la que le gustaba estar con los amigos". Padre de un hijo de 4 años y dos hijas de 17 y 20, Isaías habría cumplido 44 años el 11 de junio.
______

Un abrazo a las familias de Carlos, Domingo e Isaías.

1 comentario:

montse dijo...

Carlos Díaz, Domingo Durán:
Leer vuestras historias produce un fuerte dolor.
Pero lo soportaremos, buscaremos ese dolor para podir seguir recordándoos.