07 junio 2007

7 de junio de 1968.

José Pardines Arcay

Asesinado por ETA en Villabona (Guipúzcoa).
José era guardia civil de la Agrupación de Tráfico. Aquel 7 de junio él y su compañero controlaban la circulación en una zona de obras de la Nacional I. José dio el alto a un coche ocupado por dos individuos. Al pedirles la documentación y comprobar la matrícula, uno de ellos le disparó un tiro en la cabeza.

Su compañero aquel día tuvo que abandonar la Guardia Civil en 1972. Montó un bar en Irún y siete años más tarde, un 31 de enero, ETA lo mató. Se llamaba Félix de Diego.

José era de Malpica (La Coruña). Estaba soltero y tenía 25 años.
______

7 de junio de 1979

Andrés Antonio Varela Rúa

Asesinado por ETA en Tolosa (Guipúzcoa).
Andrés trabajaba como funcionario en el Ayuntamiento de San Sebastián y vivía en Tolosa. Ese día, después de terminar su jornada, fue disparado en la calle San Ignacio de Loyola cuando se dirigía a casa desde la estación de ferrocarril. Era comandante de infantería retirado y fue capitán de la Policía Armada.

Andrés, de 51 años, era de Orense. Estaba casado con una tolosarra y tenía una hija de 15 años.
______

7 de junio de 1983

Francisco Machío Martos

Asesinado por los Comandos Autónomos en Azpeitia (Guipúzcoa).
Francisco y dos amigos tomaban un vino en el bar Amaya. A eso de las nueve menos cuarto de la noche dos individuos le dispararon a quemarropa.

Tenía 31 años y estaba soltero. Era de Hornachos (Badajoz) pero vivía desde los 10 en el País Vasco. Hasta tres meses antes trabajó en la fábrica de muebles Fernando Olaizola. Cuando lo mataron estaba en paro.
______

7 de junio de 1984

Diego Torrente Reverte

Asesinado por ETA en Pamplona.
Diego había ido a hacer footing cerca del estadio de El Sadar. Mientras lavaba el coche en el Plan Sur, dos individuos dispararon contra él por la espalda. Eran aproximadamente las nueve de la noche.

En 2005 el ayuntamiento de su pueblo, Puerto Lumbreras (Murcia), decidió poner su nombre a una plaza.

Diego, policía nacional, tenía 30 años. Estaba casado y era padre de tres hijos pequeños.
______

José, Andrés, Francisco, Diego.
Un abrazo a sus familias.

......

Un amigo anónimo ha dejado este comentario:

"Creo recordar oir los gritos por los pasillos de la hija de Andrés Antonio Varela de nombre Eva cuando le avisaron en el colegio Marianistas de Vitoria del asesinato de su padre..... Ese mismo año habían secuestrado al padre de otro alumno del colegio, directivo de Michelín, Abaitua. Ese mismo año el 18 de diciembre, ETA asesinó delante del cole a Juan Cruz Montoya, portero-conserje del colegio. El año siguiente ETA mató al padre de otro alumno del colegio...Altuna. Poco tiempo después ETA no logró asesinar y dejo herido al padre de otro alumno del cole, Manjón de apellido. De todo aquello pocos se acuerdan. Recuerdo y honor para todos ellos."

Sólo me he permitido añadir el enlace al recordatorio de Juan Cruz Montoya, donde otros amigos que lo conocieron también aportaron su testimonio. Basilio Altuna fue asesinado el 6 de septiembre de 1980. Aún no he escrito su recordatorio. Buscando información sobre Luis Abaitua he encontrado que entre sus secuestradores estuvo Arnaldo Otegi. De momento no he encontrado nada sobre la otra víctima, apellidada Manjón.

Gracias, amigo anónimo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo recordar oir los gritos por los pasillos de la hija de Andrés Antonio Varela de nombre Eva cuando le avisaron en el colegio Marianistas de Vitoria del asesinato de su padre.....Ese mismo año habían secuestrado al padre de otro alumno del colegio ,directivo de Michelín, Abaitua. Ese mismo año el 18 de diciembre, ETA asesinó delante del cole a Juan Cruz Montoya, portero-conserje del colegio. El año siguiente ETA mató al padre de otro alumno del colegio...Altuna. Poco tiempo después ETA no logró asesinar y dejo herido al padre de otro alumno del cole, Manjón de apellido. De todo aquello pocos se acuerdan. Recuerdo y honor para todos ellos.

montse dijo...

José Pardines, Andrés Antonio Varela, Francisco Machío, Diego Torrente:

Que a vuestras familias no les falte el respaldo y el cariño de la sociedad española.

montse dijo...

Gracias, anónimo, por describir el ambiente de terror en un colegio.

Un recuerdo para todas las víctimas que mencionas, un abrazo para todos aquellos que sintieron el miedo cuando fueron niños.